La Mina de Crandon
Mina de Cobre-Zinc Amenaza a las Indígenas de Wisconsin


En 1975, Exxon Minerals descubrió uno de los mayores depósitos mundiales de sulfito de cobre-zinc adyacente a la Reserve Chippewa (Ojibwe) del Lago Mole, en el norte de Wisconsin. Situada en la cabecera del río Wolf, la mina de Crandon debería producir durante 20-25 años. Tras una década de fuerte oposición, Exxon se retiró en 1986, pero volvió en 1993 anunciado su intención de trabajar con la compañía canadiense Rio Algom. (En 1998, Exxon se retiró, y Rio Algom continua el proyecto con su Nicolet Minerals Company.)

La mina afectará mucho más que sus 866 acres de superficie, ya que a lo largo de su vida se estima producirá 60 millones de Tm de desechos ácidos, que al contacto con aire o agua se convierten en ácido sulfúrico, así como metales pesados altamente tóxicos como mercurio, plomo, zinc, arsénico, cobre y cadmio.

La mina proyectada se encuentra en tierras cedidas por la Nación Chippewa a los EEUU en 1842, especificamente en un terreno de unos 20 Km2 prometido a los Chippewa de la Reserva del Lago Mole en 1855. Los tratados garantizan a los Chippewa el acceso a arroz silvestre, pesca y caza en las tierras cedidas; y de hecho, la Reserva del Lago Mole (formada en 1934) esta entre los principales productores de arroz silvestre en Wisconsin. El arroyo Swamp fluye directamente desde la mina a los campos de arroz silvestre en el Lago Rice, dentro de la reserva; y, aunque este producto es central para la cultura Chippewa, los biólogos de Exxon consideran al terreno como inútil.

Además, las naciones Menominee, Potawatomi, Oneida, y Mohican (Stockbridge-Munsee), que viven cerca, se verán afectadas por la polución de la mina, o cambios sociales que traerán los nuevos colonos. Las naciones han formado una alianza, que está trabajando con grupos ecologistas y de pescadores blancos para oponerse a este proyecto.

Aunque las autoridades admiten que los Chippewas tienen el derecho a usar los tratados para prevenir el deterioro de sus recursos naturales. El Consejo Tribal del Lago Mole demostró que la tierra es más importante que el dinero rompiendo un cheque grande que Exxon les había entregado para comprar sus derechos minerales. El Juez Tribal Fred Ackley manifestó: "Si siguen adelante con su mina, nuestra tribu será devestada." Myra Tuckwab, miembro de la tribu, añade: "Nos gusta como vivimos....Ahora que estamos aquí, descubren algo y o lo quieren tomar o expulsarnos. Pertenecemos a esta tierra. Este es mi hogar. Aquí es donde están mis raices y aquí es donde voy a permanecer."

Se pueden escribir cartas de apoyo a los indios pidiendo la paralizaci´┐Żn de este proyecto a: Governor Scott McCallum, wisgov@mail.state.wi.us y a BHP Billiton en Londres: mgonslaves@billiton.com

Información: